PAUL CLAUDEL

 

 

“Jesucristo nos dice que su humillación es la medida de su exaltación. No hay nada tan bajo con lo que no haya querido hacer conocimiento. No es solo en el barro, como la serpiente; en la podredumbre, como el gusano: es a nuestros pies. ... Es a nuestros pies donde Cristo asumió la postura de la súplica; son nuestros pies los que humedeció con besos y lágrimas (Y, ¿quién sabe?, tal vez todavía esté a nuestros pies. Debemos tener cuidado de no caminar sobre Él)”.

Paul Claudel