Escritos de Emilio Grasso

 

La palabra “filo-sofía” deriva del griego y significa amor a la sabiduría. Filosofía es, pues, esencialmente conocimiento y conducta adecuada a este conocimiento. Conocer quiere decir “tener conocimiento exacto de la existencia y de los caracteres de un aspecto cualquiera de la realidad”.

 

Vuelvo a aquellos jóvenes amigos campesinos. Los tengo presentes a todos, buscando adivinar en sus ojos las cosas hermosas que ellos verán claras mañana, y nosotros hoy vemos solo confusamente...

 

Merece la pena, a este punto, detenernos en el pensamiento de un gran escritor italiano del siglo pasado, Ignazio Silone, quien, como pocos, ha descrito e interpretado el mundo de la clase campesina pobre...

 

El texto que presentamos es la introducción, con algunas adaptaciones, al libro Principios de filosofía, o sea, lo que no es el Fulanismo, publicado en el 2005, a cargo del Centro de Estudios Redemptor hominis del Paraguay.

 

En marzo de 1979 falleció Ugo La Malfa, uno de los grandes protagonistas de la Italia posfascista.

 

En preparación para el próximo Sínodo de los Obispos dedicado al tema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, el teólogo italiano Bruno Forte ha reunido en un ágil y profundo libro una serie de artículos e intervenciones que conciernen al tema en cuestión.

 

Testimonio, con ocasión del 50.º aniversario de ordenación sacerdotal de S. E. Mons. Antonio Lucibello

 

Hoy la misión pone tantos interrogantes y llama a ponerse de nuevo en tela de juicio. En África, por ejemplo, la misión ya no se puede realizar como antes del genocidio ruandés, donde los catequistas han asesinado a personas de la etnia opuesta, y donde incluso algunos consagrados han llegado a matar a los cofrades, solo porque la ley de la sangre ha prevalecido sobre la ley de la libertad y de la gracia.

 

Otro punto en el cual quiero insistir es la palabra “diálogo”. A este propósito, considero que la encíclica Ecclesiam Suam y la exhortación apostólica Evangelii nuntiandi permanecen fundamentales: en ellas se funda la relación entre misión ad intra y ad extra; se recuerda que la Iglesia evangeliza autoevangelizándose; se insiste en la relación entre interioridad-comunidad-pueblo.