Discurso del Santo Padre Francisco a la Curia romana, con motivo de las felicitaciones navideñas


Según el Dr. Guillermo Sequera, director de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), el promedio de las notificaciones semanales de probables casos de dengue ya estaría por superar la cifra de 2.200.

 

Sin duda, uno de los grandes profetas del nihilismo moderno, de nuestra sociedad líquida, es Friedrich Nietzsche. Él entrevé las consecuencias de una sociedad sin fundamentos y sin valores, donde el sentido último de nuestro actuar se encuentra en el actuar mismo y en el cual todo es relativo e indeterminado, mientras que la fidelidad está vaciada de sentido.

 

El nacimiento de Jesús es un misterio que atañe a cada cristiano que, junto con María, ha recibido una palabra que no puede seguir siendo solo palabra, sino que debe llegar a ser carne y sangre, hecho concreto, algo que se pueda tocar y ver. La Palabra siempre construye algo.

 

Cada mes de diciembre e inicio del nuevo año comienza el tiempo de los cuentos edulcorados para niños que no crecen, y para quienes reducen la Navidad al día en que se gasta y se consume lo máximo posible, uniendo estas satisfacciones carnales con algunas limitadas obras generosas, que nos hacen sentir más buenos, y nos permiten así poder saciar nuestros deseos sin inquietantes remordimientos de conciencia.

 

El libro de Mauro Forno, docente de historia contemporánea en la Universidad de los Estudios de Turín, permite reexaminar el variegado mundo de las misiones en su relación atormentada con la descolonización.

 

La promesa es la intención, manifestada de modo libre y espontáneo por un sujeto, de obligarse a cumplir una acción en el futuro.

 

Existe una expresión muy hermosa y cargada de amor, introducida en el lenguaje eclesial y que ha constituido o constituye el compromiso cotidiano, a veces también hasta la muerte, de muchos y auténticos seguidores del Señor.

 

La aventura en el océano del ciberespacio, para la Comunidad Redemptor hominis, empezó en enero de 2005. Desde entonces, caminando a pequeños pasos, tantos cambios ocurrieron en el sitio www.missionerh.it, sobre todo en el aspecto gráfico. Se trató, sin embargo, de cambios marginales, con respecto al planteamiento inicial.